Cabeza al congelador

Cuando pensaba que todo iba bien,

me salieron alas y no me pude resistir.

Me preguntaste si era feliz,

yo quería responder que sí.

Me fui a dar un a vuelta por ahí

quería ver qué había más allá.

Sobrevolé la ciudad

y dejé que la brisa me llevara hasta el mar.

Me preguntaste si era feliz,

yo quería responder que sí.

Cuando volví las alas las guardé 

temía que las fueras a ver.

Debajo de la ropa las escondí 

hasta que ya no las pude camuflar.

Me preguntaste si era feliz,

yo quería responder que sí.

 

Metí la cabeza al congelador

a ver si así podía pensar mejor.